La importancia de la unión y alineación de valores.

La importancia de la unión y alineación de valores.

BUENAS AMIGOS Y AMIGAS DE CONEXIÓN COACHING,

Hoy estoy aquí contigo …estoy contento, agradecido y satisfecho porque ha sido una semana llena de aprendizajes con mis coachee en canarias.
Uno de los aprendizajes más importantes ha sido la colaboración dentro del equipo para conseguir objetivos que solo no se pueden conseguir .
Durante las sesiones conté un cuento que a los coachee les ayudó a comprender la importancia de la unión y alineación de valores para conseguir un objetivo.

Quiero compartirlo Contigo por si te puede ayudar.

Vamos allá !!!

Cuentan que un hombre murió de hambre y al morir bajó primero al infierno y el demonio le preguntó:

¿De qué has muerto, hermano?

He muerto de hambre —le contestó el hombre.

Pues ven que te vamos a dar de comer —le contestó el diablo mostrándole un comedor precioso, con una gran mesa repleta de los más suculentos manjares—.

Si te quedas con nosotros siempre tendrás toda esta comida —le dijo tratando de convencerle.

Pero había algo que no encajaba. Todos los comensales que estaban sentados a la mesa estaban más flacos y demacrados que él. Entonces fue cuando se dio cuenta de lo que sucedía: estaban atados a la silla ante la comida pero tenían atados en una mano un cuchillo de un metro y en la otra un tenedor de la misma medida y por más que lo intentaban no conseguían ponerse la comida en la boca. Aquel era su tormento, habían muerto de hambre y ahora estaban ante la comida pero no podían comer.

El hombre cuando vio aquello subió al cielo a ver qué le ofrecían.

Al llegar, san Pedro le preguntó: ¿De qué has muerto, hermano?

—He muerto de hambre —contestó el hombre—.

-Pues ven, que te daremos de comer —le dijo Pedro, mostrándole un comedor similar con los mismos manjares.

Los que se encontraban allí tenían los mismos cuchillos y tenedores atados a las manos, incluso las personas parecían las mismas, pero éstas se veían bien alimentadas, felices, contentas y el hombre pensó: “¿cómo es posible que en la misma situación los resultados sean tan distintos?”

Fue entonces cuando se dio cuenta de dónde estaba la diferencia: los de abajo eran unos egoístas que solo se preocupaban de comer ellos, aunque no lo lograran,  y los de arriba cogían la comida con su largos cubiertos y se la daban al de en frente y éste les alimentaba a ellos.

¿TÚ QUE ELEGIRÍAS?
¿QUÉ ESTÁS ESPERANDO?

¿Quieres profundizar en el Coaching x Valores?

Clickea en la imagen de abajo

Sign up to our newsletter!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sign up to our newsletter!